El cajón de prioridad

“ El verdadero arte de la memoria es el arte de la atención” (John Samuel) 

IMG_2104

...¡Porque confiamos ciegamente en ti, siempre!

…salgan las cosas bien o quede algo por mejorar.

…Me gusta la lección que hemos aprendido hoy: uno se siente muy bien consigo mismo cuando conseguimos los objetivos que nos proponemos.

¡¡¡A por muchos más!!!

Mi Maripuri es emoción en toda su magnitud. Vive instalada en la morada de la felicidad, donde probablemente muchos de nosotros quisiéramos ir a visitarla con frecuencia. Vehemente en la batalla, se manifiesta con ímpetu y pasión, pero sus guerras le duran cinco minutos, porque ni sabe ni quiere guardar rencor; ni su corazón alberga el mínimo atisbo de cualquier sentimiento negativo hacia nadie. 

 

Me aguanta mis interminables charlas sobre los despropósitos de cada día y nunca me castiga por ello. Al contrario, ha aprovechado mis discursitos para desarrollar ese diálogo agotador capaz de convencer al más incrédulo. Intenta aplacarme siempre con un “no sé”, que aunque sabe que lo detesto… insiste. Porque otra cosa que la define bien es que mi chica es insistente hasta agotar la paciencia de un santo. Y eso me gusta. Le ayudará mucho en la vida insistir hasta conseguir lo que quiere y no tirar nunca la toalla. Al igual que adoro su complicidad infinita y su absoluta confianza para guardar cualquier secreto. 

No conozco a nadie que tenga más claro lo que quiere y cuando lo quiere. Se trate de lo que se trate. Aunque nada es lo suficientemente importante como para quedarse atascada en un deseo u objeto material. Una actitud tendente a la maravilla, la fantasía, y los sueños que ya me gustaría patentar en cualquier consulta de psicología para el bien de la sociedad. Y para contribución social, el país agradecería tenerla como ministra de economía.

Adicta a la curiosidad y experta en las más nobles artes de la observación, es un cúmulo andante de buenos propósitos que la llevan a estar siempre en guardia cuando alguien necesita de ella, porque es puro servicio.

Así es mi Maripuri. Sin peros, sin excusas, sin nada que objetar; con la única finalidad de aprender (porque para eso está la vida, para aprender), a organizar su pensamiento en el cajón de prioridad.

IMG_2244.jpg

Un cajón que estamos restaurando juntas desde hace unas semanas. Unos cuantos clavos para fijarlo bien, unas capitas de pintura para darle vida y un buen letrero para tenerlo siempre, siempre, siempre bien localizado. Y así andamos las dos entusiasmadas, porque juntas restauramos su cajón pero también el mío (porque para eso está la vida, para aprender… y nunca se deja de aprender). 

En nuestro cajón de prioridad se encuentran las claves para el funcionamiento óptimo de casi cualquier cosa del día a día, porque permite tener claro a qué estímulos atender y sobre todo acertar a la hora de decidir qué circunstancias son relevantes en cada momento; y cuáles nos pueden parecer interesantes, pero irrelevantes en un momento dado. 

Permite la aplicación voluntaria de la actividad mental y de los sentidos a un determinado estímulo material o mental. Se trata de una de las funciones cognitivas más importantes que tenemos, porque de ella depende el buen funcionamiento de otros procesos cognitivos como la percepción, la memoria, el lenguaje y el pensamiento. Así que es recomendable para todos, niños y adultos, someterla de vez en cuando a una restauración consciente. 

En ese cajón de madera al que tanto mimo le estamos dando encontramos nuestra capacidad de generar, seleccionar, dirigir y mantener un nivel de activación adecuado para procesar la información importante de cada momento. Gracias a ella podemos contribuir a la supervivencia, a aprender más y mejor, a sacar mejores notas, a estar más pendientes de los demás, a ser más ordenados y organizados… pero también para que los adultos no nos tiren de las orejas y nos cuelguen la etiqueta de despistados. Algo muy fastidioso. 

Nuestro cajoncito actúa como un filtro selectivo para enfocarnos tanto en los detalles como en el “todo”,  al mismo tiempo, maximizando el aprendizaje y minimizando errores. 

 

IMG_2184

Hay muchas teorías sobre este tipo de cajas, pero parece existir acuerdo al menos en que tiene tres funciones básicas: la orientación hacia los estímulos sensoriales, la detección y selección de los estímulos relevantes y el mantenimiento del estado de alerta, fundamental para la supervivencia.

IMG_2092

Gracias a ese cajón somos capaces de guardar cantidad de información a la que podemos atender al mismo tiempo y realizar cantidad de tareas de forma simultánea. A eso se le llama amplitud del cajón. Pero ojo, hay que tener en cuenta que la capacidad de nuestro cajón es limitado y atender a más de una cosa a la vez a veces nos llevará a la pérdida de detalles o de información importante, que luego nos puede pasar factura. Además, con el paso de los años, el estrés, el agotamiento o determinadas patologías, entre otras causas, puede deteriorarse.

La cantidad de ganas puestas o recursos atencionales prestados a un estímulo o la intensidad de nuestra capacidad atencional es lo que nos lleva a hacer cosas sin prestar atenimagesción aparente (de forma automática) y o bien elegir hacerlas de forma más controladas, que demandan más atención.

Como vemos, en ese cajón de prioridades podemos guardar las cosas de forma voluntaria o involuntaria, ya que a veces guardamos cosas sin querer. Pero tratándose de un cajón donde se guardan las prioridades, debemos realizar un poco más de esfuerzo mental para poner ahí de forma voluntaria lo más importante. A eso se le llama Control.

Un aspecto importante de ese cajón que más entrenamiento requiere es el oscilamiento. La atención alternante nos permite cambiar el foco de una situación a otra, cuando simultaneamos acciones que demandan altos recursos cognitivos, ya que atender a las dos al mismo tiempo no es posible. Fundamental en tareas importantes que requieren mucha concentración. Y sugiero tanto a niños como adultos, trabajarla para ganar en eficacia. 

Nuestro cajón guarda un mundo apasionante detrás, por lo que conocer bien cómo funciona será de gran importancia para sacarle el mejor partido. Maripuri y yo les invitamos a seguir profundizando con nosotros en el conocimiento de los rincones y vericuetos de tu cajón de prioridad, para enfocarte mejor en lo importante. Te será muy útil.